ENG
Samuel Barrera
SAMUEL ENRIQUE BARRERA CEBALLOS

Artista visual especializado en pintura, licenciado en Derecho, nace en Merida, Yucatan, Mexico el 28 de Diciembre de 1967. Autodidacta, mexicano, yucateco y con residencia en Mérida, con 5 exhibiciones individuales y más de 20 colectivas, fue miembro por 5 años de "Blue Spiral 1" Gallery, en Asheville, Carolina del Norte, E.U. Con una carrera de 15 años en las artes visuales, paralela en los Estados Unidos, entre exhibiciones colectivas e individuales. Participación en festivales internacionales de arte y ex miembro del Jardín del Arte A.C. en la Ciudad de México por tres años. Fundador y miembro honorario del Corredor Internacional del Arte en el Paseo Montejo de Mérida, Yucatán.

 

MANIFIESTO DEL ARTISTA

Nietzche vió el arte como la lucha del hombre en contra de las fuerzas negativas de la sociedad, usando la imaginación, la cual consideraba producto puro del Ego. Arte para él era la máxima forma de claro pensamiento lúcido.

Schopenhauer visualizaba el arte como un dispositivo de placer. Tolstoi miraba el arte como propaganda y Oscar Wilde sostenía la doctrina de “Arte hace Vida”, queriendo decir con esto que, a veces el arte es más real que la realidad misma.

Yo creo que la forma más pura de Arte es la rendición al simple interés visual. Ver lo que quieres ver, lo que más te interesa. Nociones de arte más estrictas tienden a confinarlo a restricciones morales de sublimación.

Cuando el arte es tomado como una cuasi-religión, el cual solo puede ser administrado e interpretado por élites casi sacerdotales, invariablemente reprime la imaginación – Incluso cuando se trata de simples manchas, brochazos y pintas.

Pero cuando todos los prejuicios predeterminados momentáneamente se dejan a un lado, y eres de pronto uno de tantos presenciando un horrible accidente, tu líbido y morbo harán el trabajo de ver.  Algo muerto en la calle demanda más atención que cien Mona Lisas. No es lo que te gusta; ¡es lo que realmente quieres ver! El arte no es esclavo de la decoración. ¡Viva el espectador, el único y honesto conocedor!

-Samuel Barrera